Siguenos en
    

Arraigo 

Que tal, amigos, hoy quiero compartir mi opinión con respecto a la compra-venta de Pumas Morelos, equipo que jugará su último torneo en nuestra ciudad y que emigrará a Ciudad del Carmen, donde establecerá su nueva sede.
En un principio, la idea era buena, recuerdo que la promesa de campaña panista era tener futbol de ascenso en Cuernavaca, se logró la gestión y se concreta la filial de Pumas Morelos.
Ahora, ¿cuál fue realmente el beneficio o qué se pretendía con traer a un equipo de Liga de Ascenso?
Este proyecto, que comienza en el 2006, le da al equipo Universitario la posibilidad de foguear a sus canteranos, probarlos en un nivel muy parecido  a la Primera División y buscar identificación fuera de la Ciudad de México.
Para nuestro estado, la posibilidad de que nuestros jóvenes tuvieran oportunidades reales de pertenecer a un equipo profesional y llegar a Primera División.
El Estadio Centenario, con una capacidad para 15 mil personas, tendría la posibilidad de ver todos sus asientos ocupados.
Hoy, los resultados no son los esperados. Pumas Morelos, después de altibajos en varios torneos cortos, está instalado en penúltimo lugar de la tabla porcentual, menuda tarea para los nuevos dueños que intentarán permanecer en esta división.
Claudio Suárez y Jorge Campos estarán al frente de este nuevo proyecto. El técnico será David Patiño; todos, con formación universitaria, con una gran trayectoria futbolística y con un reto importante más en su carrera: lograr conformar un equipo capaz que pueda sumar muchos puntos en el torneo, que sea capaz de mantenerse en la división y que tendrá como incógnita la respuesta de la afición morelense.
Lo positivo de este proyecto, sin duda, es el regreso al futbol de estas figuras que desde su nueva posición intentarán con su experiencia regresar al futbol una parte de lo que les dio. Lo negativo es que el futbol en Morelos no acaba por edificar un proyecto sólido que brinde satisfacciones a su gente.
Para generar arraigo, se necesita algo más que el nombre. Hay que crear una mística, una filosofía, empatía con tu afición, la gente quiere estar cerca de sus ídolos, verlos entrenar, verlos en la calle, saludarlos, pedirles autógrafos. Esta parte es la que no termina de encajar y hacer click con la afición morelense.
Por lo pronto, a apoyar a Pumas Morelos en este nuevo torneo y a esperar que un milagro ocurra.
 

  • Twitter @JerryGalindo16

pues si antes no apoyaba a ese equipo, ahora menos que se que ya se va a ir, no tiene caso, ese equipo sirvio para eso, para foguear jovenes pero a sus directivos jamas les intereso la aficion de Morelos que valla que nos gusta el futbol y somos exigentes en cuando a calidad de espectaculo asi que creo que no fue buena idea hacer este tipo de experimentos en Cuernavaca, aqui necesitamos un equipo que nos identifique, si al menos se hubiera llamado de otra forma y con otros colores llamese marte, colibries, astros o alguno aunque superiamos que ese equipo fuera de pumas ubiera tenido mayor apoyo pero bueno ojala y la franquicia no se valla de la entidad y se quede en Cuernavaca o en Zacatepec y si se va que llegue otra pronto.

COMENTARIOS