Siguenos en
    Redes Sociales

Anda indignado

Monterrey.- El atacante Ángel Reyna se mostró molesto por la manera en que se iba a dar su traspaso a Chivas, y es que el Rebaño buscaba dar a Omar Arellano como moneda de cambio.
“Mi postura principal es que tengo un contrato con Rayados, tengo que respetarlo, no me gusta que me traten como un costal de azúcar, vine aquí a cumplir un contrato de 3 años y mi primera opción es cumplirlo.
“Se pueden dar muchos cambios, claro que sí, y no nos cerramos a nada; pero es cuestión de hablar primero, antes de tomar alguna decisión ilógica o de alguna manera complicada, hay que llegar a buenos acuerdos, y que todo esté bonito y tranquilo”, agregó.
Sin cerrarles las puertas a otros equipos, hoy, el 10 albiazul dijo sólo pensar en Monterrey,  aunque, remarcó, no le dieron motivo alguno para quedarse entrenando con la filial, él simplemente acata órdenes.
“Estoy en Monterrey, me debo al Monterrey y lo primero que tengo en la cabeza es jugar con el Monterrey, yo soy Rayados y aparte estoy muy agradecido con la afición que, a pesar del poco tiempo que llevo acá, me han apreciado y me lo han demostrado, estoy agradecido aquí”, señaló el atacante que hace unos meses salió del América por armar un pleito con la directiva.


COMENTARIOS