Siguenos en
    

Ahuyentó violencia a visitantes de Ocotepec

Según algunos pobladores de Ocotepec, la espiral de inseguridad y violencia que permea en Morelos fue una de las principales causas por las que en este año, a diferencia de otros, apenas y recibieron la visita de la mitad de turistas extranjeros y nacionales.
En un sondeo realizado por DDM, se les preguntó a estudiantes, amas de casa, empleados y comerciantes qué les pareció y cómo vieron la afluencia de visitantes y turistas a Ocotepec con motivo del Día de Muertos.
La mayoría coincidió en que el clima de violencia y la mala imagen que proyecta Morelos a nivel nacional e internacional generó que, este año, la visita disminuyera en un 50 por ciento.
Don Jorge Hernández lo comentó: “Antes teníamos afluencia de turismo extranjero. Ahora es nacional y local; vino gente del Distrito Federal y de otros estados de la república, pero, aun así, yo creo que no vino ni el 50 por ciento de la gente que acostumbramos a recibir”.
“(Llegaban) en miles. Yo creo que recibíamos alrededor de 15 mil personas por año; ahorita vemos como 8 mil, pero la mayoría es gente de Cuernavaca y otros municipios y también de los familiares de los fallecidos”, añadió.
A decir de los entrevistados, en años anteriores, en las calles de Ocotepec se podía ver a gente caminando hasta las 4 o 5 de la mañana. Sin embargo, refieren, ahora no pasa de la una y media o 2 de la mañana cuando los callejones están vacíos.
A la opinión del comerciante se suma la del primer representante del barrio de Tlanehuil, Ricardo Trinidad Dorantes, quien expresó que este año no llegó a la comunidad ni siquiera la mitad de los visitantes que acostumbran a recibir en la “cereada” de los nuevos difuntos.
“Está un poco flojo. Hay poca gente, pero, desgraciadamente, es por lo mismo que está pasando (la inseguridad). La gente mejor se queda en casa. Los del pueblo sí salen, pero los de fuera no llegan. En otros años, hemos recibido de 7 a 10 mil gentes. Ahorita, si acaso habrá unos 5 mil”.


Fools! Perhaps harboring drug dealers, kidnappers, extorsionists, and fugitives in Ocotopec may have something to do with the decline in tourism. Nuestra hermana republica de Ocotopec es un nido de cucarachas delincuentes!

Justo lo que yo pensé al ver la nota. Parece un chiste lo que dicen del turismo si bien saben ellos que son un nindo de delincuentes, más con que no dejan pasar a los narcos legales (la policía) a su pueblo que por los usos y costumbres (y porque es cuna de la piratería y las porno de hotel). Pero bueno, lástima que ellos mismos estén destruyéndose por dentro.

COMENTARIOS