Siguenos en
    Redes Sociales

Agua negra en cuerna


CUERNAVACA, MORELOS.- Vecinos de la Unidad Habitacional Teopanzolco se quejaron de la contaminación de agua potable que se produjo al mezclarse con aguas negras en la manzana B.
Reportes que llegaron a la redacción de Diario de Morelos, señalan que desde hace varias semanas, el agua que abastece a los departamentos de esta unidad comenzó a salir “negra y con un olor fétido”.
A pesar de los constantes reportes al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), en un principio se negaron a atender la queja, a pesar de que se trataba de un grave problema de salud.
Los afectados compartieron que semanas atrás notaron que en ocasiones el agua era muy turbia, a veces olía excesivamente a cloro y, aproximadamente en la semana del 21 al 26 de julio, el color se volvió muy oscuro y con olor extremadamente fétido.
De inmediato, pidieron apoyo a SAPAC, en donde les aseguraron que ellos no atendían ese tipo de problemas, sólo quejas por fugas, por lo que no podían hacer nada.
“El 26 de julio supimos que personal de SAPAC había trabajado en la zona, y que el problema era que se estaban filtrando aguas negras en las tuberías de agua potable, pero que ya se había corregido. Por unos días el líquido se notó más limpio, pero de nuevo, antes de una semana y hasta la fecha, en ocasiones sale con olor a metal y otras con olor fétido”, denunciaron.
El 13 de agosto presentaron una muestra del agua en la oficinas de SAPAC. Ese mismo día, por la tarde se presentó personal de laboratorio, revisó el agua del edificio y confirmó que estaba contaminada, pidiendo que no se usara hasta recibir aviso de que la falla estuviera corregida.
Posteriormente, y en diferentes ocasiones, ha acudido personal a distintas zonas de la unidad, buscando el lugar de contaminación, sin resultados efectivos.
“Una de las cosas más graves es que no se han hecho las brigadas necesarias para informar a la población de un caso tan delicado y los vecinos estamos resolviendo la situación con nuestros propios medios (comprando garrafones, acarreando agua, etcétera), pero no dudamos que, por desconocimiento o falta de recursos, muchas familias sigan usando agua contaminada con los peligros que esto supone”, dijo una de las personas afectadas.
Aunque se desconoce el número exacto de personas afectadas, se estima que son más de 300 las familias que están recibiendo agua contaminada.
Este fin de semana, los vecinos reportaron que el agua comenzó a salir limpia, pero temen que al igual que en otras ocasiones sólo dure un par de días; además, aseguran que las tuberías pudieran seguir contaminadas, debido a que por muchos días permanecieron las aguas negras.
Por último, lanzaron un llamado a las autoridades para dar mantenimiento y evitar estos problemas que afectan a la población.


COMENTARIOS