Siguenos en
    Redes Sociales

Advierten bisnes de las funerarias

Influencia. Intereses de empresarios de funerarias han impedido el crecimiento de espacios para más tumbas, denuncia un exfuncionario.

Cuernavaca, MORELOS.- Los pocos espacios que hay en los panteones de la capital pertenecen a empresarios de funerales, lo que eleva considerablemente su costo, tomando en cuenta lo que establece la Ley de Ingresos de la comuna.
Martín “N”, quien ocupó la dirección de Panteones en administraciones anteriores, señaló que las funerarias no se conformaron con solamente prestar el servicio de velaciones e inhumaciones, sino que ahora venden también las tumbas, lo que representa el negocio en el que nadie los quiere enfrentar.
De manera anónima, pues señala que los “empresarios de la muerte” cuentan con métodos para acallar las críticas, Martín refirió que en Cuernavaca no se ha querido trabajar en la construcción de nichos, pues eso también resulta contrario a los intereses de las funerarias.
De acuerdo con el Plan de Desarrollo Municipal de Cuernavaca 2009-2012, en los panteones municipales y el Jardines de la Paz se realizan en promedio mil 200 inhumaciones, mismas que se hacen en las criptas familiares, en tumbas recuperadas por la falta de pago de derechos y las que venden los empresarios de funerales.
Se estima que por el pago de derechos en panteones, el Ayuntamiento llega a percibir un millón 500 mil pesos, que se podrían invertir en la construcción de un crematorio y de urnas, pues para este servicio, los deudos utilizan el privado que se ubica en el municipio de Emiliano Zapata.
Existen también los panteones comunales, como el de Ocotepec, Tetela del Monte y Chipitlán, en los que se sepultan únicamente a miembros de esas comunidades, y que es en donde la voracidad de las empresas de funerales no llega, pero en los demás, de acuerdo con Martín “N”, existe también la complicidad de quienes administran los cementerios, abonando a la crisis de espacios que actualmente se presenta.


COMENTARIOS