Siguenos en
    Redes Sociales

Adelgazan índice de obesos en Tlaltizapán

Cuernavaca, Morelos.- Después de tres años de estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) con niños de 6 a 10 años de Tlaltizapán -el municipio con mayor incidencia de casos en Morelos en niños- se logró aumentar  la activación física y disminuir el consumo de botanas dulces, lo que contribuyó a reducir la obesidad entre un 15 a 30 por ciento.
El estudio fue encabezado por el INSP, el Instituto Nacional de Pediatría (INP), con la colaboración del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de Chile (INTA) y el financiamiento de la empresa Tresmontes Luccetti.
Juan Ángel Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, encabezó la investigación que inicio en 2011 y culminó en 2013.
Se realizó en Tlaltizapán, con la participación de 384 niños entre seis y 10 años y beneficiando a más de 760 familias de las escuelas primarias Lázaro  Cárdenas, Unión Proletaria, Sofía Vázquez y Emiliano Zapata en las que se llevó a cabo el proyecto.
El estudio se centró en promover hábitos de alimentación sustentable y actividad física en escolares, tanto en escuelas como en su entorno comunitario, logrando una amplia participación de las familias y autoridades.
Como resultado se logró disminuir la obesidad entre un 15 a 30 por ciento, aumentó 15 minutos las clases de educación física y la actividad física moderada y vigorosa aumentó en 16 minutos.
También se logró la disminución en el consumo de platillos fritos y de bebidas restringidas por los lineamientos escolares, así como la reducción en un 86 por ciento de botanas dulces compradas en la escuela durante el recreo.
Con el apoyo de padres, maestros y directores se ofrecieron platillos saludables.
Además, al inicio del estudio se les practicaron estudios de sangre a los pequeños arrojando que algunos presentaban triglicéridos altos. Al finalizar se les volvió a practicar y estos disminuyeron.
“El estudio mostró la complejidad del problema y propone estrategias útiles para reducir la prevalencia de obesidad infantil con el trabajo colaborativo entre la comunidad, escuela y autoridades.
Los resultados presentados pueden ser de utilidad para la promoción de la alimentación saludable y la actividad física en escolares”, comentó Jéssica Moreno Seracho, quien participó en la coordinación del estudio.
Los especialistas propusieron modificar la estructura y organización de la venta de alimentos en las escuelas, aumentar el tiempo en las clases de educación física y que las mismas tengan una actividad vigorosa.


COMENTARIOS