Siguenos en
    

Acusa vecino afectación por obra Puente Apatlaco

Colonia López Mateos. Los nuevos trabajos del Puente Apatlaco colindan con el añejo asentamiento humano que reporta afectación a sus viviendas.
Colonia López Mateos. Los nuevos trabajos del Puente Apatlaco colindan con el añejo asentamiento humano que reporta afectación a sus viviendas.

CUERNAVACA, MORELOS.-  Grietas en paredes y pisos de viviendas, y deterioro en su calidad de vida son algunos de los daños materiales y sociales que ha provocado la construcción del Puente Apatlaco a un grupo de vecinos de la Colonia Adolfo López Mateos, de Cuernavaca.
Son varias las inconformidades, de acuerdo con testimonios de colonos y un recorrido que Diario de Morelos hizo por la zona, donde el puente conectará a la Colonia Lomas de Chipitlán con el distribuidor vial Palmira.
Gonzalo Martínez, por ejemplo, no sabe a quién dirigirse para reclamar que sean reparadas las grietas que provocó la máquina que destruyó las casas de sus vecinos.
“El problema ahora es para nosotros. Los que vendieron ya no les importa, ellos ya no viven en esta colonia. Desde que la máquina tiró las bardas de los vecinos, cuarteó el piso de mi recámara y la pared trasera del baño”, se queja.
El hombre refiere que eso ocurrió hace un mes aproximadamente, y que aunque reaccionó con oportunidad, ni el operador de la unidad ni los obreros supieron decirle quién sería el responsable de reparar los daños a su vivienda y también a la de su hija María Martínez Joaquín.
Al igual que esta familia, al menos otros 20 vecinos de la colonia se encuentran en similares condiciones.
El martes, un grupo de afectados liderados por Ricardo Díaz Camacho se reunieron con representantes del Gobierno del Estado para que los ayudara a lograr acuerdos con la empresa (de la que desconocen su nombre) que construye el puente, a fin de que cumpla los trabajos y liquide los predios a los que se comprometió con los habitantes antes de iniciar la obra.
A pesar del encuentro, hasta ayer, según información de los afectados, no han recibido una respuesta favorable a sus peticiones.
Así, las estructuras profundas y los trabajos que rozan los márgenes del Río Apatlaco y de la autopista federal y de cuota no se detienen, como habían informado algunos de los habitantes de la colonia perteneciente a Cuernavaca.


COMENTARIOS