Siguenos en
    Redes Sociales

“Fue un accidente”:Tamayo

En Miacatlán. El padre de Édgar Tamayo, Don Héctor, se dice abatido por el prolongado sufrimiento y desconfía de las autoridades y la sociedad en general, por eso se resguarda en su hogar.

Édgar Tamayo fue declarado culpable y sentenciado a la pena máxima por el asesinato de un policía, considerado por las leyes texanas como uno de los peores crímenes.
“Eso fue un accidente”, sostuvo Tamayo Arias durante la entrevista. Según una parte del expediente que ha circulado por distintos medios de comunicación, al momento de su muerte, el policía, Guy P. Gaddis tenía 24 años de edad, y detuvo a Tamayo luego de que un hombre reportó que éste le había robado.
“El agente subió al mexicano esposado en la parte trasera de su patrulla. El reporte oficial señaló que Tamayo, aún con las manos sujetas por detrás, sacó una pistola de entre sus ropas y disparó a Gaddis en la cabeza cuando éste conducía, lo cual provocó que chocara la unidad”.
En 2008, en entrevista a Notimex desde el Pabellón de la Muerte de la unidad carcelaria Polunsky, en Livingston, el morelense Édgar Tamayo denunció que en el estado texano no existe la justicia para los pobres, hispanos o afroamericanos, pues, de inicio, la condición económica y el color de piel los hace culpables.
En estas horas, en distintas comunidades a lo largo y ancho del territorio morelense, miles de familias charlan por teléfono con sus esposos, hermanos o amigos que están del otro lado de la frontera.
Los que regresaron hace unos días con motivo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo festejan con gozo, comparten dólares y anécdotas con sus hijos y cercanos; sin embargo, no hay luz en la mirada de Don Héctor Tamayo, mientras Édgar no esté de regreso en Miacatlán, no encuentra una razón para celebrar el Día del Migrante Morelense.


Le dio un balazo por atras, en la cbeza, a un policia. Dice que fue un accidente. Que no hay justicia. Es un asesino y ojala lo condenen a la pena de muerte.

COMENTARIOS