Siguenos en
    Redes Sociales

¿QUIÉN DEJÓ LIBRE A LA MOÑA?

CUERNAVACA, MORELOS. El Gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, exigió al Consejo de la Judicatura de la Federación investigar al juez Segundo de Distrito con sede en Morelos, José Leovigildo Martínez Hidalgo, quien brindó un amparo a Crisóforo Maldonado Jiménez, alias “El Bocinas”, líder del cártel de Los Rojos.
A cuatro días del asesinato de “El Bocinas”, quien fue ejecutado el domingo en un hospital particular de la delegación Tlalpan, en el Distrito Federal, el Gobernador de Morelos exigió una investigación a fondo para determinar por qué se le otorgó un amparo al líder de Los Rojos, sin realizar una investigación a fondo.
“Se actuó con descuido al otorgar una suspensión provisional a favor de Maldonado Jiménez, este hombre no estaría muerto o hubiese sido asesinado en el Médica Sur de no haber sido por el juez, quien actuó con negligencia”, precisó.
A pesar de que el juez José Leovigildo Martínez Hidalgo y el Consejo de la Judicatura Federal señalaron que no otorgaron ningún amparo para evitar que fuera aprehendido “El Bocinas”, Graco Ramírez Garrido Abreu desmintió dicha versión.
En rueda de prensa, el titular del Ejecutivo mostró una copia del juicio de amparo 1966/2012-III, promovido por Crisóforo Maldonado Jiménez, en donde se notifica a las autoridades de la suspensión de cualquier orden de aprehensión en contra del sujeto antes mencionado.
Respecto a los hechos, el Gobernador de Morelos mencionó: “Crisóforo Maldonado fue baleado en Cuernavaca; posteriormente, gracias al amparo, fue sacado de un hospital del IMSS para ser trasladado a un nosocomio del Distrito Federal, donde fue ejecutado. Martínez Hidalgo debió corroborar el acto reclamado consistente en la incomunicación, malos tratos y demás actos prohibidos por el artículo 22 de la Constitución”, expresó.
Como se recordará, el lunes 10 de diciembre, Crisóforo Maldonado Jiménez, “El Bocinas”, y Antonio Román Miranda, “La Moña”, jefes del cártel de Los Rojos, viajaban a bordo de un auto por la avenida Plan de Ayala, en Cuernavaca, cuando fueron emboscados a la altura de la glorieta de La Luna.
Debido a ello, “El Bocinas” resultó lesionado de dos disparos en el abdomen, por lo que fue internado en el hospital del IMSS de Cuernavaca.
Ese mismo día, tres horas después, “La Moña” fue puesto en libertad sin que rindiera declaración ante un Ministerio Público.
Posteriormente, el 11 de diciembre en la mañana, Crisóforo fue enviado a un hospital particular en el Distrito Federal, y el domingo 16 del mes en curso, fue ejecutado en el área de Terapia Intensiva por dos sujetos disfrazados de doctores.


COMENTARIOS